20/1/16

¡Organización!



Dejando aparte la desvergüenza del comportamiento del Partido Popular y Ciudadanos de dejar sin grupo Parlamentario a IU y HB, incluso en contra de la opinión de los servicios jurídicos del Congreso, contemplo con aprensión las prisas que se están dando, tanto PSOE como Podemos, por escenificar que son los más “progres” a base de meter a toda prisa un aluvión de propuestas que muy probablemente serán similares, sin haberlas pactado con el resto de los partidos.

Eso únicamente puede llevarnos a un galimatías y a la defensa cainita de las que cada uno presente, desechado las ajenas aunque sean prácticamente coincidentes. 


No están los tiempos para despilfarrar esfuerzos.

Y, en mi modesta opinión, más nos valdría a todos que los partidos que están por la regeneración democrática (Con independencia del asunto de la investidura) se pusieran de acuerdo en cuáles son las Leyes cuya derogación hay que exigir de forma inmediata (Porque están causando daño, o van a ser la gatera por la que se escapen los corruptos) y cuáles son las exigencias que hay que plantearle al “gobierno en funciones” para que se abstenga de profundizar en el saqueo de los bienes y fondos públicos.

Me refiero a la prohibición de volver a sacar dinero del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (Lo están vaciando) y de vender ni una sola acción más del 64,234% del capital de Bankia que es propiedad del Estado a través de del FROB y que, con sus 2.018 oficinas y sus 14.413 empleados, puede ser (junto con algunas otras participaciones en bancos más pequeños) el embrión de una Banca pública que plante cara a los robaperas de los grandes bancos y, sobre todo, se ponga al servicio de los ciudadanos y la economía real.

Para todo ello lo mejor es no atropellarse, sino ponerse de acuerdo un programa de mínimos derogatorio y otro de actuaciones inmediatas que, pactado entre todos, muy bien pudiera ser el “mandato popular” que sirviera para la investidura de D. Pedro Sánchez que es quien, pese a que a muchos nos pese, tiene la legitimidad para ser el próximo Presidente de Gobierno.
Saludos.