20/3/15

Humor negro (I)




Bajo la cruda ironía de Javier Gallego subyace un detallado y muy atinado análisis del despropósito que estamos viviendo.
Y, también, de la desfachatez de nuestros gobernantes y la mansedumbre de quienes, contemplando este indecente espectáculo, no estamos echando humo por las orejas.
Veremos qué augurios nos traen los oráculos el próximo domingo por la noche cuando examinen las vísceras de las urnas andaluzas.
Porque debieran servir de “indicador temprano” de los resultados de 60 días después.
Aunque se trata de un texto cínico y despiadado resulta reconfortante saber que alguien es capaz de una descripción así.
(He aprovechado para incluir una viñeta de Manel Fondevilla, que “viene al caso”)
Saludos.