25/2/14

Elecciones Europeas (IX). ''enseñen sus cartas'' (faltan 90 días)



El tiempo del suspense (dentro de los partidos) se está acabando.
Después vendrá el suspense (o el suspenso) del resultado electoral; Pero a lo largo del próximo mes de marzo la mayoría de los partidos habrán tenido que enseñar, si no todas sus cartas, al menos “sus triunfos”.
De hecho el PSOE ya nos ha enseñado “el as” (Dª Elena Valenciano) y quizá por ello pueda retrasar alguna semana más la publicidad del resto del batallón.
Por parte del PP (muy probablemente mañana) nuestro querido Presidente D. Mariano Rajoy, tras decretar el “Estado General de Felicidad” (fusilo un titular, leído hoy mismo en alguna parte) en el debate sobre el estado de la nación y arrimar la candela a la mecha del vistoso y prolongado castillo de fuegos artificiales con el que intentará tenernos distraídos en los próximos tres meses, tendrá que darnos algunas pistas sobre la solución que piensa dar al “encaje de bolillos”.
Encaje de bolillos que por un lado le permitirá deshacerse (sin deshonor) de tres o cuatro ministros, y, por otro, repartir los 15 o 16 primeros puestos de la lista electoral entre los más fieles, o los más molestos. (del puesto 17 en adelante la cosa estará algo menos reñida).
Por otra parte habrá que ver si finalmente VOX decide entrar en campaña llevando como mascarón de proa a D. Alejo Vidal-Quadras, lo cual sería una muy mala noticia para D. Mariano y sus huestes. No tanto la posibilidad de que fueran a sacar diputado (que quizá pudiera ser) como por la certeza de que les harían perder uno (a ellos).
Y tres cuartos de lo mismo con Ciutadans, salvo que en este caso el “agujero” se lo harán tanto al PP como a UPyD.

De UPyD, la única cuestión consiste en saber quiénes serán los acompañantes de D. Francisco Sosa Wagner; ya que supongo que este señor repetirá cabecera electoral, y también escaño en Estrasburgo, al que probablemente pueda acudir acompañado por alguna dama de la formación magenta.
El resto de la lista hasta 54 (más suplentes) aunque servirá para repartir premios (pero no castigos) entre los notables de la militancia, no dejará de ser un mero formalismo. Salvo quizá el número 3 porque (aunque muy raramente desde los años finales del nuevo testamento) los milagros -aunque escasos- a veces “ocurren”.
Equo, parece haber sellado su alianza con Compromís y en el peor de los casos “catará escaño” aunque sólo sea por unos meses.
Quizá, y a eso aspira, pudieran duplicar el número de escaños (pasar de 1 a 2) y entonces disfrutaría de un escaño “en propiedad”. Es una pena que dicho acuerdo haya levantado algunos resquemores a un lado y a otro de sus respectivas militancias y “simpatizancias”
ERC, aunque aún pudiera sacarse algún conejo de la chistera, declina ofrecer su brazo a Bildu y por otro lado tampoco irá de la mano con Conveniencia y Unió ni, como se descuide, tampoco con BNG, ni la Chunta Aragonesista, con lo que su alianza (agrupación electoral se llama) es de momento una palabra de un crucigrama del que sólo tenemos la primera letra (ERC) y la vaga intuición de que algunos de Los verdes, pudieran sumárseles.
Los partidos vascos  (salvo PNV), parece que han decidido presentarse conjuntamente como Amaiur incluyendo tal vez una quinta formación llamada “Abertzaleen Batasuna” que se sumaría a “Euzko Alkartasuna”, “Aralar”, “Alternatiba” e “IA” (Izquierda abertzale) en una verdadera sopa de letras de carácter local circunscrita al ámbito del País Vasco y Navarra.  
 CIU, si los dioses no lo remedian (y no parece que vayan a hacerlo) tendrá que repetir agrupación con PNV, Coalición Canaria y el resto de antiguos socios electorales lo cual, aunque es menos brillante que la coalición soberanista que propugnaban, tiene la ventaja de que les garantiza un escaño.  
Y finalmente “la madre del cordero” está en los lazos que logren tejerse en el variopinto mosaico que se mueve a la izquierda del PSOE, o mejor dicho a la izquierda de IU. Porque si les preguntamos a los simpatizantes, la gran mayoría de ellos se declarará convencido de que Izquierda Unida está (políticamente) a su derecha.
Estoy hablando fundamentalmente de Podemos, Chunta Aragonesista, y alguna otra formación nacionalista “de izquierdas”,
En este pequeño universo curiosamente parece que se van trabando algunos compromisos y, si finalmente cuajan, es muy probable que se puedan “levantar” uno o dos escaños adicionales sobre los que deparen (a IU) el nivel de abstención y el batacazo de los dos grandes partidos.
Del Partido X y otras novedades, aunque tengo verdadera curiosidad por conocer (el 25 de mayo) sus resultados, doy por sentado que no arrimarán su ascua a ninguna de las sardinas antes mencionadas.
Saludos y buenas noches.
Recopilatorio Elecciones Europeas: