31/1/14

Me llaman perroflauta porque ya no soy militar

Fusilado de aqui "otra vuelta de tuerka"



Hay mensajes que me emocionan y que me hacen pensar que, con todas nuestras dificultades, a pesar de todos nuestros errores, estamos haciendo bien algunas cosas. Quiero compartir este con vosotros. Aunque se trataba de un comentario visible para todos en una red social, cambiaré el nombre y algunos datos para no dar más publicidad de la imprescindible a la identidad de “Luisa”…
 
Hola Pablo. Me llamo Luisa, vivo en un pueblecito de León. Tengo 37 años, llevo más de 3 en paro. Mi mujer, es enfermera eventual, y trabaja todo el año, por suerte, sin derecho a casi nada, como todos los eventuales, para sacar a nuestro hijo y a nuestra familia adelante. Nunca llegamos a fin de mes.

Yo he sido militar durante 6 años: no tendría que contarlo, pero escuché en tu intervención en Gijón, que te gustaría preguntarle a los militares por la Patria: te puedo asegurar que la mayoría de los militares piensan lo mismo que tú sobre la Patria, porque como tú dices, hay cosas que no son ni de derechas ni de izquierdas, sino de sentido común, lo que pasa es, que como en todos los trabajos, hay 4 idiotas que hacen mucho ruido.

Te podrá resultar curioso, pero yo, no puedo decir que soy de izquierdas, pero lo que sé que no soy es de derechas. Lo digo porque por mi aspecto, por mis gustos, por mi forma de ser, siempre he parecido de izquierdas: salía de fiesta y se me acercaba el típico ligón de playa a preguntarme:

- “oye, ¿tú estudias o trabajas?”
- “trabajo, soy militar”
- “venga ya!!!!!” y cara de sorpresa

Yo , y más militares como yo, si sabemos lo que es la Patria: la Patria es crear un país en el que nuestros hijos, nosotros, nuestros abuelos, y sea quien sea, podamos vivir decentemente, podamos discutir y compartir opiniones, podamos ser felices….

Digo esto porque ya estoy cansada de recibir palos. Dejé el ejército no porque no me gustase, sino porque quería formar una familia y poder ver crecer a mi hijo, y cuando lo hice y comencé a trabajar en una empresa privada, me di cuenta, con tristeza, que aunque sin sindicatos, se respetaba más mi dignidad como persona y como trabajadora en un cuartel (¿triste verdad?).

Todavía recuerdo el día que me afilié a UGT….y con más alegría recuerdo el día que los mandé a la mierda. Aquel representante sindical que llegaba a tu puesto de trabajo y en vez de hablar con los trabajadores se iba a tomar un café con el jefe……..¡¡un chupapollas!! con perdón. Aquel liberado sindical que se cogía días sindicales para irse de viaje con la familia….yo le hacía sus horas…doce horas al día es lo que trabajaba, y yo también tengo familia…¿son estos los que van a defender mis derechos? PERO QUE MIERDA ES ÉSTA!!!!, es lo que yo pensaba.

Pero mi cabreo no acaba ahí. 

Me casé con mi mujer en el año 2010, y ahora tenemos un hijo precioso de 3 años. Bueno, pues a parte de que con 37 años, al parecer soy muy mayor para trabajar, a parte de sufrir viendo a mi mujer deslomarse a trabajar sin poder ayudar en nada, a parte de pasarlas putas para pagar la luz, la hipoteca, el gas, la gasolina, la comida, encima tengo que escuchar a gentuza diciendo que mi homosexualidad es una deficiencia, que mi familia no es una familia y que no merezco los mismos derechos, que mi hijo va a ser un niño traumatizado por no tener padre, que si peras, que si manzanas………(a relaxing cup of café con leche).

Estoy muy harta. No quiero una mierda de mundo así para mi hijo, mi hijo no se va a traumatizar por no tener padre, porque tiene dos madres maravillosas, que nunca han robado, vejado, ni defraudado, que nunca han vivido por encima de sus posibilidades, que nunca le mienten, y que ya han perdido el miedo, porque estamos dispuestas a hacer lo que sea, a no comer, a no comprarnos ropa a recibir palos, a lo que sea, porque prefiero que mi vida sea una mierda, pero que su futuro sea feliz, y decente, y que no viva como un perro….porque, citando al presidente del foro de la familia en Asturias, las parejas homosexuales, no tenemos hijos por capricho, los tenemos para que puedan disfrutar de una vida que es maravillosa, es maravillosa y nos lo han robado, y yo la quiero recuperar, no ya para mí, sino para mi hijo, y para todos los hijos de todo el mundo, incluidos los hijos de los grandes sabios del PP , del foro de la familia, o del Opus.

Ahora me llaman perroflauta, porque como ya no soy militar, y me echaron de la empresa de seguridad donde trabajaba (dicen que por la crisis), llevo rastas en el pelo, o me dicen que parezco una “indignada” del 15M……..¿ES QUE HAY QUE SER UN PERROFLAUTA O LLEVAR RASTAS EN EL PELO PARA ESTAR INDIGNADA?, ¿es que los que van de traje o la señora de los rulos no está indignada?, pues yo ya estoy más que indignada.

Pero he visto una esperanza en tus palabras, palabras, que si se escuchan desde el corazón , desde la razón, desde la decencia, llegan a mucha gente…..ALGO SE ESTÁ MOVIENDO EN ESTE PAÍS, y me gusta, me da esperanza…..sólo nos falta la chispa que lo encienda. No se si esa chispa eres tú, me da igual quien sea, pero tenemos que intentarlo, tenemos que ganar!!!!!, aunque sólo sea por el futuro de nuestros hijos. No quiero que se persiga a mi familia, no quiero que mi hijo sea señalado por tener 2 madres, no quiero que mi hijo trabaje como un esclavo para poder tener un cacho de pan en su casa, quiero vivir tranquila, sin grandes lujos ni grandes sueldos, pero quiero tener lo mínimo para vivir decentemente y con dignidad.

Yo sé que no valgo para la política, no se idiomas, ni tengo grandes estudios (empecé Derecho, pero me parecía un coñazo),no valgo para hablar en público, y si me diesen poder, no sé si podría reprimir mis ganas de aplicar el garrote a más de uno, pero estoy dispuesta a ayudar en lo que sea , porque me gusta escucharte, porque me gusta lo que dices, y porque dices la verdad.
Sé que ahora me pondrán a parir algunos, pero que sepáis que me da igual, ya estoy acostumbrada a que me insulten, y ya me he hecho fuerte gracias a vuestros palos.

Vivo en un pueblo al norte de León y aquí estoy para lo que necesitéis.

Gracias Pablo por hacer que desde hace algunos meses, me levante por la mañana viendo una pequeña lucecita al fondo, que no es la lucecita de la salida de la crisis de PP, sino la lucecita del poder del pueblo, de la pérdida de miedo, de las ganas de luchar.

Gracias a todos, un beso.