1/12/13

Conviene aclarar lo que se cuece (Privatización Centro de Transfusiones)



Me llega una información que, aparentemente, no es más que una más de las tropelías que nuestro gobierno regional viene cometiendo en su irresponsable y premeditada carrera por entregar todos los servicios y centros públicos a las empresas privadas.
Sin embargo debo confesar mi absoluto desconocimiento de los entresijos de la noticia.
Por una parte el que la cesión (firmada mediante convenio) de la gestión de las transfusiones se haya firmado con una institución sin ánimo de lucro como supuestamente es Cruz Roja Española, da pie a pensar que, al menos inicialmente, no se trata de un nuevo “negociete” puesto en manos de unos buenos amigos (ideológicos).
Sin embargo el mero hecho de que el personal del SERMAS (Servicio Madrileño de Salud) haya recogido 20.000 firmas denunciando la firma de dicho convenio, me hace pensar que el asunto no debe ser “trigo limpio”.

Desde mi punto de vista (y desde mi desconocimiento), no veo la mejora ni la necesidad de restarle actividad a un organismo creado hace ya 15 años y que al parecer, aparte de disponer de medios materiales y profesionales propios, viene prestando eficientemente su servicio a toda la red pública sanitaria, obviamente sin cobrarles porque para eso son parte de esa misma red pública sanitaria.
Quizá el asunto no sea más que un nuevo capítulo de esa política de primero descapitalizar, a base de restar competencias y pacientes a este servicio público para, a continuación, privatizar (externalizar lo llamarán) su gestión a través de un operador (empresa) privado, cediéndole el edificio, el aparataje y los laboratorios que son propiedad de todos nosotros.
Yo, por si acaso y con todas las cautelas del mundo, lo cuento, con el fin de que averigüemos cuál es la trastienda de este nuevo episodio que, a la vista de la catadura moral de nuestros gobernantes no tengo más remedio que pensar que puede ser un nuevo saqueo.
Como información adicional añado que el responsable directo de el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid es ni más ni menos que ese adalid de la medicina privada llamado Antonio Burgeño Carbonell al que el gobierno regional nos colocó como director general de hospitales haciendo buena aquella frase de “poner a la zorra al cuidado del gallinero”.
Ahí quedan el enlace con la página oficial de dicho Centro y la nota de denuncia que, todo hay que decirlo, viene sin firma de nadie que se responsabilice del contenido del texto.
En todo caso, vale la pena estar atentos.
Saludos.

1 comentario:

felix Bejarano dijo...

Estimado amigo, Gracias por interesarte en lo que esta ocurriendo en el Centro de Transfusión, lo que muestras es un panfleto que se repartió entre los ciudadanos y donantes escrito por el Comité de Empresa del SERMAS, del que pertenece el Centro de Transfusión. El negocio del Oro rojo o sangre esta en los 9.300.000 euros que se le va a pagar a una empresa privada para que gestione las colectas externas de donación de sangre y su promoción, un trabajo que se hace en el Centro de transfusión con una eficacia casi perfecta.
si te interesa saber mas de quienes somos, que hacemos y hacia donde nos llevan, mi correo es fbejarano38@hotmail.com