30/11/13

Con permiso (supongo ) de “La Marea”



Confío no estar cometiendo ningún delito al reproducir este artículo de Thilo Scháfer publicado en el recién salido número de diciembre de la revista “La marea”.
Y, sobre todo, confío no estar atentando contra leyes o costumbres, para mi desconocidas, relativas a los Derechos de autor, ni causar perjuicio (o incomodo) alguno a la revista ni al propio autor.
Dicho esto y sin demasiado preámbulo quiero recomendar la lectura de un artículo titulado “La socialdemocracia se enfrenta al espejo” que, a mí, me parece una radiografía, breve, pero muy precisa, del proceso de corrupción y degeneración ideológica que ha llevado a las socialdemocracias europeas desde una posición razonablemente progresista, aunque conciliadora con el mundo del dinero, a convertirse en el “caballo de troya” del estado de derecho.
Y cuando me refiero a “estado de derecho” no estoy hablando tan sólo del manido y archinombrado “estado de bienestar” , sino de los derechos civiles básicos, que son aún más importantes que los servicios públicos, y sin los cuales éstos están condenados a desaparecer.
Y lo más grave es que (los socialdemócratas) pretenden hacernos creer que se han purificado en el río Jordán sin plantearse (ni por asomo )renegar del becerro de oro del actual sistema económico.
No insisto más: Recomiendo su lectura porque, con todos los perdones, me permito afirmar que nuestro nivel general de cultura y formación política es extremadamente bajo.
Y, por esta razón, en muchas ocasiones nos encontramos (ideológicamente hablando) meando por la bragueta de cualquier espabilado que, espontáneamente, o a sueldo, nos sugiere “lo que pensamos”.
Añado, y ya lo he dicho muchas veces, que “La marea” es una de las mejores revistas (de papel) de las que se editan en el momento presente, como en su día lo fueron “Triunfo” o “Cuadernos para el diálogo” y es una apuesta informativa que todos debiéramos apoyar (económicamente y con su lectura) por nuestro propio bien.

Ahí queda el texto. (directamente “fusilado”)