5/12/13

Así que, . . . ''tenía truco'' (la estadística del paro)



Está claro que no tengo suerte.
Me paso la vida intentando aparentar imparcialidad y rigor, y los hechos (o mi propia impericia) se empeñan en desacreditarme
Hace un par de días, a raíz de la publicación de los datos del paro del mes de noviembre, me puse la toga de la objetividad y publiqué algún comentario diciendo que, aunque las cosas no fueran tan buenas como era de desear y estábamos muy lejos del buen camino, no sería yo quien no se alegrara de la reducción del paro, o se negara a reconocer “la bondad el dato”.
¡Nuevo patinazo!.
Ahora resulta que D. Octavio José Granado Martínez (más conocido como Octavio Granado) al que tengo por hombre juicioso y honrado y a quien, debido a sus 7 años de ejercicio al frente de la Secretaría de Estado de Seguridad Social, no tengo más remedio que reconocer “algún” conocimiento del asunto más extenso y profundo que el mío propio, viene y me desmonta el discurso conciliador que intenté “marcarme”.
A la vista de sus explicaciones, resulta que los datos ofrecidos por la Sra. Báñez y los palmeros del gobierno tienen “más faltas que un juego de pelota”.
Recomiendo la lectura de dichas explicaciones a todos los biempensantes (como un servidor) que intentamos, a diario, encontrar algún espacio limpio de mierda en este lodazal en el que nuestros gobernantes han convertido la vida pública y la “información oficial”
¡Malditos sean!  
Saludos.