17/5/16

Claro, como el caldo de un asilo





Cada día que pasa me reafirmo más en el convencimiento de que "el Dr. Monzón" (D. José Miguel, Monzón Navarro, alias “El Gran Wyoming”) pese al supuesto (o real) episodio de salvar la vida a un banderillero (por puro acojono profesional) nos hizo un enorme favor a todos, abandonado su prometedora profesión médica  para dedicarse en cuerpo y alma al mundo del humor y, quizá más aún, al de la información y el análisis político y social (Faceta que mucha gente desconoce).
Dicho esto, dejo ahí uno de sus últimos fogonazos de lucidez y capacidad de decir las cosas claras sin eufemismos.
¡Que aproveche!  
Saludos.