16/2/14

Amable Marea Blanca



Si se tratase de describir un encierro de los “sanfermines” habría que resumirlo como “un recorrido limpio”
No hubo, caídas, ni contusionados y los “mozos” recorrimos limpiamente la distancia que media entre la plaza del dios Neptuno y la Puerta del Sol en algo menos de 90 minutos.
Tanto es así que a las 12:45 la cola de la manifestación ya había rebasado en su totalidad la plaza de la Cibeles.

La verdad que es no se trataba de una manifestación multitudinaria, (nada que ver con los 500.000 fieles que reúne Rouco en Colón cada vez que se le antoja); Pero creo equivocarme poco si afirmo que éramos entre 1.500 y 2.000 paseantes.
Cifra que tiene bastante mérito si tenemos en cuenta que casi todos los que acudimos estamos hasta la coronilla de hacerlo y, además, muchos ingenuos piensan que con la paralización de concurso,  la dimisión del Sr. Fernández-Lasquetty y los ceses de Antonio Burgueño y Patricia Flores ya está todo resuelto.
Sin embargo los trabajadores de la sanidad y quienes nos esforzamos por informarnos y entender la magnitud del daño ya causado y del que (más discreta pero a la vez más eficazmente) se sigue causando mediante derivaciones, convenios y concesiones, sabemos que no es así.
Aunque hemos logrado frenar parte de la embestida, aunque es muy probable que terminemos viendo en el banquillo judicial a algunos de los responsables, el saqueo continúa.
Y la única manera de frenarlo es la denuncia permanente, la presión en la calle y, sobre todo, la información veraz y objetiva a una ciudadanía que poco a poco se va despertando, pero que en general aún no se ha enterado de qué es lo que nos estamos jugando, en sanidad, en educación, en empleo, en pensiones. Es decir en Derechos Sociales.
El tiempo acompañó y el ambiente era bastante amable y relajado.

Daba la sensación de que todos los que estábamos allí sabíamos por qué; Y, además, lo hacíamos con gusto.
Saludos.
     
, . . . se puede