5/10/12

Sobre el histriónico y vilipendiado Hugo Chávez

A causa de mi inveterada costumbre de defender causas perdidas y políticamente poco “correctas”, me llevo muy de vez en cuando sonoros pescozones dialécticos propinados por mis amigos, e incluso por mi propia familia.

Unos y otros me consideran, políticamente hablando, más próximo al “homo neanderthalensis” que al mucho más moderno y cercano “cro-magnón” por mi empecinamiento en defender antiguallas tales como la “revolución cubana”, la nacionalización de la banca, o afirmar que los iraquíes vivían bastante “menos mal” con aquel tiranuelo llamado Sadam Hussein que en la actualidad.
O, más recientemente: que el destrozo de Siria es una operación de destrucción política y económica de un país para sustituir a un gobierno, efectivamente poco edificante desde el punto de vista democrático, por un caos social y político igual o menos democrático aún, pero complaciente con los intereses geoestratégicos y económicos de quienes, con una mano lo financian y con la otra agitan el espantajo de los muertos civiles y el enfrentamiento étnico-religioso.
Por eso hoy he tenido la satisfacción de que alguien a quien considero persona respetable, independiente y bastante bien informada, como es Ignacio Ramonet, dedique unas líneas a defender la actuación del histriónico presidente de Venezuela D. Hugo Chavez Frías que, previsiblemente, volverá a ganar las elecciones en ese país. Sin trampa, ni cartón.
Por afirmar cosas parecidas sobre el interfecto tengo el cogote morado de tanta colleja recibida.
Gracias Sr. Ramonet: Las collejas no me las puedo quitar, pero la satisfacción que me produce su artículo tampoco me la podrán quitar.
Y a los que se mofan del histrionismo y peripatetismo de Hugo Chávez, les recomiendo encarecidamente escuchen algún mitin de D. Henrique Capriles Radonski que es bastante más joven y de “nuestro tiempo”

Saludos.