17/5/15

Elecciones Mayo 2015 (VI) Entre la inquietud y la esperanza, Faltan 7 días



Finalmente, a tan sólo una semana de la fecha de las elecciones, el panorama, aunque sigue siendo un tanto incierto, parece ir aclarándose.
Y tal y como afirmo en el enunciado, un servidor (hablo exclusivamente por mí) se mueve entre la inquietud y la esperanza (Obviamente no me refiero a “la Esperanza Aguirre”).

Inquietud por la casi certeza (ojalá me equivoque, como acostumbro) del paupérrimo resultado a nivel autonómico al que el adanismo, la fantasía y la mala voluntad de unos (Podemos), unida a la falta de coraje y ambición de otros (IU a nivel nacional), el oportunismo de otros (D. Gaspar Llamazares y familia) y la desvergüenza de otros más (D. Ángel Pérez y su santa compaña en Madrid), nos van a abocar a todos los ciudadanos que estamos deseando la regeneración de la vida pública de este país.
Regeneración que, en primer lugar, pasa por quitar el poder de las manos a quienes lo utilizan para saquear el patrimonio público y recortar libertades y derechos y así poder gobernar (donde se pueda) y servir de freno a las políticas neoliberales del PP, el PSOE y CIU que, aunque no son la misma cosa, lo cierto es que en muchos casos y lugares han venido practicando las mismas políticas.
Para poder conseguirlo habría que haber renunciado a los personalismos y haber abogado por la constitución de candidaturas unitarias en las que cupieran todos los partidos que están en contra del bipartidismo y tienen verdadera voluntad de levantar las alfombras, no tanto para avergonzar a los anteriores gobernantes y exponerles a la vergüenza pública (Y a disposición de los jueces, donde procediese), cuanto por limpiar la basura para impedir que siga fermentando y corroyendo la estructura de las instituciones.
Esa unidad resultaba imprescindible en las elecciones autonómicas (debido a la Ley electoral), y muy deseable también en las municipales, donde a la luz de las últimas encuestas se va comprobando que las candidaturas unitarias gozan de la simpatía de muchos ciudadanos.
Sin embargo la triste realidad es que, aunque en bastantes ayuntamientos (incluidos Madrid y Barcelona) se presentan candidaturas “de confluencia”, en el caso de las elecciones autonómicas Podemos ha decidido medir sus fuerzas por separado, e IU (salvo excepciones) no ha sido capaz de convencerse y convencer a otros partidos de izquierda para presentarse en coalición electoral.
El resultado previsible es que con mucha, mucha, suerte, Podemos y el resto de la izquierda (donde ésta alcance representación) podrán como mucho, apoyar la investidura del PSOE en los casos en que el PP no cuente con el apoyo de ciudadanos o resulte la lista más votada.
Porque, a diferencia de lo que actualmente ocurre en Andalucía, en muchas comunidades, si no se alcanza un acuerdo en un plazo determinado, gobierna el partido más votado.
Esa es mi inquietud (Y mi pesimismo)
Sin embargo debo añadir que tengo la sensación de que en estos próximos seis días que faltan hasta el próximo domingo se van a despertar muchas voluntades dormidas (o desanimadas) y los resultados finales del PP (Y Ciudadanos) serán peores de lo que se dice y por contra los de Podemos serán algo mejores; Con lo cual quizá resulte posible mitigar algo el desastre al que nos abocan los aires de grandeza (y la mala voluntad) de unos y la falta de coraje y altura de miras de otros.
Pero eso sí siempre (salvo excepciones) trabajado de muleta del PSOE, bien facilitando su investidura o incluso aceptando algún “apaño” puntual.
Baso este relativo optimismo (si es que se le puede calificar así) en la encuesta de Metroscopia que hoy publica el diario El País, en la que en unas pocas semanas la diferencia entre la candidaturas de “Ahora Madrid” (Manuela Carmena) y el Partido Popular (Esperanza Aguirre) se ha reducido de 10 a algo menos de 2 puntos. Y en que aún dispone Dª Esperanza de otros 5 días para seguir desprestigiándose y metiendo la pata.
Con un poco de suerte, en Madrid, tendremos un gobierno municipal medianamente de Izquierdas (y absolutamente decente).  
Esa es mi "esperanza"
Y, aunque me resulta desagradable insinuarlo, porque salvo contra el bipartidismo nunca he pedido que se deje de votar a nadie, dejo aquí la reflexión de que los probables 71.000 votos que posiblemente consiga D. Ángel Pérez con la candidatura de IU-Los verdes serán (si como parece no alcanza el 5%) votos absolutamente estériles que irán no ya a la papelera sino a perder (la izquierda) 3 o 4 concejales que se repartirán el resto de los partidos; Es decir el PP, el PSOE, Ciudadanos y, por supuesto, también Ahora Madrid.

Recopilatorio elecciones Autonómicas y municipales.

Saludos.