5/6/14

Para quitarnos la "pringue"


Harto de tener que lavarme las manos después de hojear los periódicos (para quitarme la grasa y el almíbar que rezuman) he topado con este artículo de Dª Maruja Torres cuya lectura sugiero a modo de vasito de “sal de frutas Eno” (intelectual) después de una ingesta empalagosa.
Incluso sin eructar, después de su lectura, se queda uno con el estómago algo más asentado y sin esa sensación de “empacho”
Saludos.