25/12/11

Crisis, maldita crisis.


Cortesía de mi amigo Salvador Martín.


No hay comentarios: